Un recorrido sobre las atrocidades del Tercer Reich en la figura de un hombre común que va transformando su moral para justificar los hechos al tiempo que indaga en su compleja personalidad.

A través de más de mil páginas, Jonathan Littell describe magistralmente las complejidades de la mente humana y cómo pueden, en un contexto erróneo, generar toda suerte de conflictos en una sociedad.

La sexualidad del protagonista, descrita de forma tan cruda como los asesinatos, es otra de las áreas de exploración a lo largo de la novela.